Como cargar tu coche eléctrico con placas solares

carga coche eléctrico con placas solares

Te has preguntado alguna vez si es posible y cómo cargar tu coche con placas solares? La carga de un coche eléctrico con energía solar no solo es posible, sino que como expertos en movilidad sostenible la recomendamos siempre que sea posible. 

Obviamente el primer punto a favor de utilizar placas solares para tu cargador es un tema ambiental. Todos sabemos que  se trata de una energía más limpia y que reduce la contaminación. Pero eso no es todo. La carga con placas solares es una opción puede resultar hasta un 50% más económica en comparación con la red eléctrica y ser hasta cuatro veces más veloz que utilizar un enchufe convencional.

Si has tomado la decisión de adquirir energía libre de emisiones para cargar tu automóvil eléctrico o híbrido, los paneles solares podrían ser la solución, ya que te aseguran que la energía empleada proviene de fuentes renovables. Pero, ¿cuántos paneles solares son necesarios para completar una carga satisfactoriamente? ¿Es viable establecer tu propia estación de carga en el hogar? Respondemos esta y otras preguntas en el artículo que hemos preparado a continuación. 

¿Cómo se carga un coche eléctrico con placas solares? 

La carga de coches eléctricos mediante placas solares se lleva a cabo a través de un sistema fotovoltaico que convierte la energía solar en electricidad. A continuación, se describen los pasos básicos de este proceso:

  1. Captación de energía solar: las placas solares, también conocidas como paneles fotovoltaicos, capturan la energía del sol mediante células fotovoltaicas. Estas células convierten la luz solar en electricidad de corriente continua (CC).
  2. Inversor solar: la corriente continua generada por las células solares se dirige hacia un inversor solar. Este dispositivo transforma la corriente continua en corriente alterna (CA), que es la forma de electricidad utilizada comúnmente en hogares y vehículos eléctricos.
  3. Conexión con el vehículo eléctrico: la electricidad generada por las placas solares se canaliza hacia el cargador del vehículo eléctrico. Este proceso puede realizarse directamente si el vehículo está conectado a la red eléctrica de la casa o a través de un sistema de almacenamiento de energía, como baterías.
  4. Carga del vehículo: una vez que la electricidad ha sido convertida y canalizada al vehículo eléctrico, se inicia el proceso de carga de la batería del automóvil. La velocidad de carga dependerá de factores como la potencia de los paneles solares, la intensidad de la luz solar y la capacidad del cargador del vehículo.
  5. Almacenamiento de excedentes (opcional): si el sistema cuenta con baterías de almacenamiento, es posible almacenar la energía que no se utilice para emplearla posteriormente. 

Toma en cuenta que la eficacia de la carga con placas solares depende de varios factores. Los más importantes son:

  • la ubicación, postura e inclinación de los paneles solares
  • el clima de tu región
  • el mantenimiento y el buen estado de la instalación fotovoltaica.

¿Qué instalación fotovoltaica es necesaria para cargar un coche eléctrico? 

Es factible abastecer de energía un automóvil a través del autoconsumo en el hogar, pero durante la noche o en días nublados, se recomienda contar con la potencia contratada suficiente en caso de que las placas no generen la cantidad necesaria de energía. Durante el invierno, no tenemos que preocuparnos: las placas solares son eficientes, ya que operan con la luz y no dependen de la temperatura o el calor. 

¿Qué opciones son viables?

1) Sistema fotovoltaico de autoconsumo conectado a la red eléctrica

Esta alternativa es altamente aconsejable, ya que permite consumir energía tanto de los paneles solares como de la red eléctrica cuando sea necesario. Además, existen tarifas que ofrecen la opción de excedentes y compensación. 

En otras palabras, la energía generada por las placas solares que no se consume se vierte a la red eléctrica, y la compañía eléctrica aplica un descuento en la factura, dependiendo de los kilovatios. El costo del excedente energético varía cada hora, pero suele ser de aproximadamente 0,05 – 0,06 €/kWh.

2) Sistema fotovoltaico aislado

Menos recomendada que la opción anterior. Al ser independiente de la red eléctrica, la energía se almacena en baterías de acumulación. Sin embargo, recargar el automóvil en días nublados puede volverse complicado, ya que la energía almacenada en las baterías puede agotarse, dejando la casa sin luz hasta que vuelva a haber luz solar. 

Esta alternativa es más adecuada para viviendas en entornos rurales o similares, donde haya un segundo vehículo con motor diésel o gasolina para desplazarse.

¿Cuántos paneles solares son necesarios para cargar un coche eléctrico por completo?

Una vez que reconocemos que la opción óptima implica una instalación conectada a la red que permita cargar el automóvil en cualquier momento, independientemente de la hora del día, la determinación del número de paneles solares a instalar en casa debe basarse en un análisis realizado por un experto. 

Es esencial especificar al profesional que deseamos contar con suficiente potencia para satisfacer las necesidades de un hogar y, al mismo tiempo, poder recargar un vehículo eléctrico.

Un panel solar estándar tiene de media la capacidad de proporcionar entre 250 y 300 vatios de energía por hora, aunque esta cifra puede variar entre 150 y 500 vatios. Además de la potencia inherente del panel, factores como la ubicación geográfica y las horas de sol también influyen en el rendimiento. 

Cálculo de carga

Para calcular los kilovatios que generará en un día, es necesario multiplicar las horas de sol por la potencia del panel solar. Por ejemplo, si un panel genera 250 vatios y recibe 8 horas de sol, al final del día habrá generado 2,000 vatios (2 kW).

Considerando que la batería de un vehículo eléctrico compacto parte de los 40 kW, el cálculo es simple. Se requerirían 20 paneles para cargarlo completamente en un día. La autonomía dependerá del vehículo, para tener una idea puede ser de unos 250 o 300 kilómetros.

Sin embargo, es poco común recorrer esa distancia diariamente. Si, por ejemplo, solo se planea recorrer 50 kilómetros al día, serían suficientes cinco paneles. Para determinar la rentabilidad, es necesario considerar los kilómetros anuales, así como el costo de los paneles y la instalación.

Adicionalmente, según información de la Red Eléctrica de España (REE), el consumo promedio diario en un hogar español es de 9 kilovatios-hora. En otras palabras, se necesitarían otros cinco paneles que generen 2 kW adicionales al día para lograr la autosuficiencia de la instalación. 

Ayudas para cambiar a una movilidad sostenible

Para lograr una movilidad completamente basada en fuentes renovables, puedes aprovechar las ventajas fiscales actualmente en vigor en España. Tenemos por un lado el Plan MOVES III con incentivos de hasta 7,000 € para la compra de vehículos eléctricos y el reembolso de hasta 70% del costo de la instalación de un punto de recarga.

Por otro lado, la normativa de autoconsumo, implementada desde 2019, puede funcionar como un complemento excelente al plan MOVES III. En este contexto, puedes obtener ayudas para la compra e instalación de paneles solares en residencias o incluso eximirte de tasas relacionadas con la generación fotovoltaica. La asignación presupuestaria para este plan alcanza los 1,000 millones de euros.

Aunque lograr un sistema de paneles solares que posibilite la carga completa de un coche eléctrico sigue siendo un desafío pendiente, es probable que tengamos que esperar un tiempo para que se convierta en una realidad. Aunque en la actualidad ya existen empresas que están avanzando significativamente en iniciativas relacionadas, indicando que la hoja de ruta está trazada.

¿Necesitas ayuda, asesoría o soluciones a medida? En Emotion Charge somos especialistas en movilidad sostenible. ¡Contáctanos!