¿Cómo cargar un coche eléctrico en casa?

Cargar un coche eléctrico en casa.

Si te estás preguntando cómo cargar un coche eléctrico en casa, has llegado al lugar correcto. En Emotion sabemos que cada vez más la compra de un coche eléctrico o híbrido enchufable es más común así como la necesidad de puntos de recarga. Sin embargo, aún hay un largo camino por recorrer en este ámbito.

La recarga en casa tiene sus ventajas, incluyendo un mayor dominio sobre la gestión energética, un sustancial ahorro financiero y la eliminación de la necesidad de desplazarse hasta estaciones de servicio. De hecho, la instalación de un punto de carga en el garaje resulta más sencillo y beneficioso de lo que se podría anticipar.

Entonces, ¿cómo cargo mi coche eléctrico en casa? ¿Debo modificar mi potencia eléctrica? ¿Dónde más puedo cargar mi coche? Respondemos a estos interrogantes a continuación.

Tres maneras de cargar un coche eléctrico

1. La opción más común y práctica sería recargar el vehículo en casa mediante un punto de carga propio. Las recargas domiciliarias a una velocidad más lenta son económicas, aunque como contrapartida, será necesario instalar un punto de recarga.

De acuerdo con AEDIVE (Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico), al recargar el automóvil en el hogar, estamos abarcando aproximadamente entre el 85% y el 90% de las demandas energéticas de nuestro vehículo eléctricoA excepción de eventuales viajes de larga distancia, contar con un punto de recarga en casa resulta más que adecuado para optimizar plenamente el rendimiento de nuestro vehículo eléctrico.

2. Otra opción es utilizar puntos de recarga gratuitos. Aunque esta alternativa resulta aún más económica, el inconveniente principal radica en la escasa disponibilidad de este tipo de puntos de carga o en su limitada potencia. Tanto si los tenemos en el trabajo como se se trata de un punto de recarga en un restaurante, no siempre será posible conectarse o disponer del tiempo suficiente.

3. La última opción sería recurrir a puntos de carga de pago en carretera o aparcamientos públicos o privados. En este caso normalmente hay que descargar la aplicación de la compañía que gestiona el servicio. Habrá que prestar atención al precio y también a la velocidad de carga.

¿Cuánta potencia requiere un coche eléctrico para cargarse?

La potencia eléctrica requerida para cargar un vehículo eléctrico en casa dependerá de diversos factores, tales como la capacidad de carga del automóvil, la velocidad de carga deseada y otras cargas eléctricas presentes en el hogar. Algunos aspectos a tomar en cuenta incluyen:

  • Capacidad de carga del vehículo eléctrico: los automóviles eléctricos poseen diversas capacidades de carga, generalmente medidas en kilovatios (kW), que van desde cargas lentas de 3 kW hasta cargas rápidas de 11 kW o más.
  • Velocidad de carga deseada: si se busca una recarga más rápida del vehículo eléctrico, se requerirá una mayor potencia eléctrica. Por ejemplo, una potencia de 3 kW podría ser adecuada para una recarga lenta durante la noche, mientras que una potencia de 11 kW facilitaría una recarga más rápida.
  • Cargas eléctricas adicionales: es esencial considerar otras cargas eléctricas presentes en el hogar, como electrodomésticos, sistemas de calefacción o refrigeración eléctricos, y otros dispositivos que consumen energía. La potencia necesaria debe cubrir todas estas demandas, además de la carga del vehículo eléctrico.
  • Configuración eléctrica actual: la capacidad de carga de la vivienda estará restringida por la instalación eléctrica existente y la capacidad del contador. En algunos casos, puede ser necesario actualizar la infraestructura eléctrica para soportar una potencia más elevada.
  • Tipo de cargador: algunos cargadores para vehículos eléctricos permiten ajustar la potencia de carga y establecer límites de uso, lo que posibilita adaptar la carga según las necesidades individuales, la capacidad de la instalación eléctrica y las exigencias de otros dispositivos eléctricos en el hogar.

¿Debo aumentar la potencia de mi suministro eléctrico?

Por lo general, no resulta imprescindible aumentar la potencia contratada para llevar a cabo la carga del automóvil eléctrico en el domicilio. No obstante, se presenta como una elección aconsejable si se busca aprovechar plenamente la capacidad de las baterías y del cargador.

La potencia media contratada en los hogares de España varía entre 3,5 y 4,5 kW. Un automóvil eléctrico requiere al menos 2,3 kW para su carga, aunque se aconseja disponer de al menos 3,6 kW. Asimismo, se recomienda una potencia de 7,4 kW para lograr tiempos de recarga relativamente breves.

Como ejemplo práctico, consideremos una batería de 35 kWh, una capacidad común en los modelos actuales del mercado. Con una potencia de 3,5 kW, la carga llevará aproximadamente 10 horas. En cambio, con una potencia de 7,4 kW, este tiempo se reduce al menos a la mitad.

En conclusión, no es necesario incrementar la potencia eléctrica contratada para incorporar un vehículo eléctrico en el hogar, pero en caso de tener una potencia baja se sugiere hacerlo para reducir los tiempos de recarga.

Potencia de recarga para baterías de vehículos de alta capacidad

Aunque la mayoría de los automóviles actuales cuentan con baterías de una capacidad promedio de 40 kWh, ya hay modelos en el mercado equipados con baterías de gran capacidad que oscilan entre 80 y 100 kWh. Si buscamos recargar por completo una batería con mayor autonomía, será necesario contar con una potencia más elevada para cargar eficientemente nuestro vehículo eléctrico en un plazo razonable.

Capacidad de baterías en vehículos eléctricos e híbridos

La capacidad de las baterías de los vehículos eléctricos se mide en kilovatios-hora (kWh) y varía según el tipo de vehículo: alrededor de 12 kWh para los híbridos enchufables, 40 kWh para los vehículos eléctricos utilitarios y aproximadamente 80 kWh para los vehículos eléctricos de mayor autonomía.

Cuando los modelos poseen capacidades de batería cercanas o superiores a los 80 kWh, es probable que los tiempos de carga utilizando una potencia de 7.4 kW se extiendan demasiado, haciéndolos inadecuados para cargas nocturnas.

En esta situación, se puede modificar la corriente de nuestro punto de carga, que normalmente opera en monofásico, para cambiar a corriente trifásica.

¿Qué ayudas hay disponibles para instalación de puntos de carga?

Gracias al plan Moves, tanto particulares como trabajadores autónomos pueden conseguir una subvención que cubre el 80% del gasto relacionado con la instalación de un sistema de carga para vehículos eléctricos o híbridos. Además, esta ayuda se aplica a empresas y organismos públicos con actividad económica, donde el apoyo financiero puede llegar a cubrir hasta el 60% del costo total.

Además, dentro de las iniciativas de apoyo a la movilidad eléctrica, se mantienen los fondos destinados a subvencionar la adquisición de vehículos eléctricos y la posibilidad de deducir la compra de vehículos eléctricos en la declaración de la renta. Es importante tener en cuenta que las subvenciones del Moves III se consideran ganancias patrimoniales, por lo que deben declararse en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente al año en cuestión.

En Emotion te ayudamos con la instalación de tu punto de carga y nos ocupamos de coordinar integralmente el procedimiento para que puedas obtener la subvención del Plan MOVES III destinada a la implementación de tu estación de carga. Únete al movimiento y contribuye a agilizar el proceso de descarbonización.