Normativa sobre punto de recarga del coche eléctrico    

Normativa sobre punto de recarga del coche eléctrico

A pesar del crecimiento en el mercado de vehículos eléctricos, surge una pregunta recurrente entre los posibles compradores: ¿Dónde puedo instalar un punto de recarga para mi coche eléctrico? Aunque las infraestructuras públicas de recarga están disponibles, los conductores de vehículos eléctricos desean contar con un punto de recarga en sus hogares o comunidades. En este artículo, abordaremos todas las inquietudes relacionadas con la normativa de puntos de recarga para garajes de coches eléctricos.

La recarga de un automóvil eléctrico guarda similitudes con la de cualquier dispositivo electrónico, pero a diferencia de un smartphone u ordenador, no puedes conectarlo a cualquier enchufe doméstico. A la hora de instalar un punto de recarga deberemos seguir las normas impuestas por la Ley, así evitaremos sanciones y accidentes de tipo eléctrico. ¡Atentos!

¿Cuál es la normativa para instalar un punto de recarga del coche eléctrico?

La normativa actual para instalar un punto de recarga de coche eléctrico comunitario en España está regulada en el artículo 17.5 de la Ley de Propiedad Horizontal. Este artículo, en concreto, explica que cualquier propietario puede instalar un punto de recarga para vehículos eléctricos en su plaza de garaje individual informando previamente a la comunidad de propietarios, sin necesidad de obtener una aprobación explícita. Ahora bien, los costes de instalación y el consumo eléctrico correrán a cargo del propietario interesado.

También hay que tener en cuenta el ITC-BT-52, una instrucción técnica complementaria incluida en el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión de España, específicamente diseñada para regular las instalaciones eléctricas destinadas a la recarga de vehículos eléctricos. Publicada en el Boletín Oficial del Estado el 31 de diciembre de 2014, esta normativa establece las condiciones técnicas y garantías que deben cumplir las instalaciones de recarga de vehículos eléctricos para asegurar la seguridad, la funcionalidad y la compatibilidad con diversos tipos de vehículos.

En concreto, el documento detalla las medidas de seguridad necesarias para proteger tanto a las personas como las instalaciones, incluyendo dispositivos para la protección contra sobrecargas y cortocircuitos, así como requisitos específicos para la segregación y canalización de los cables.

Esta sería la normativa de instalación de un  punto de recarga coche eléctrico. Vamos a ver los requisitos.

Requisitos a cumplir para respetar la normativa vigente

El mencionado Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión establece que todos los edificios recién construidos con estacionamiento deben incorporar una preinstalación para, al menos, el 10% de sus plazas destinada a futuros puntos de recarga. En caso de contar con esta preinstalación, cada propietario de una plaza tiene la libertad de decidir si desea o no instalar un cargador en su espacio asignado.

Si tu edificio es de construcción más antigua y carece de una preinstalación para puntos de recarga, no es necesario obtener el permiso de la comunidad de propietarios para llevar a cabo la instalación, de acuerdo con lo establecido en el artículo 17 de la Ley de Propiedad Horizontal (Ley 49/1960, de 21 de julio). Sin embargo, es imperativo informar a la comunidad sobre la intervención. Es importante destacar que la instalación debe ser llevada a cabo exclusivamente por un instalador debidamente autorizado.

Cuando se emprende la instalación de un punto de recarga para vehículos eléctricos en una comunidad de propietarios, se deben seguir una serie de pasos para garantizar que el proceso se realice correctamente y de acuerdo con la legalidad vigente. En concreto: asegurar que la línea eléctrica desde el contador hasta el punto de recarga se instale bajo tubo homologado y por el trayecto acordado con la comunidad, sin usar los conductos comunes. Además, se debe entregar a la comunidad un boletín de instalación una vez completada la misma.

Cumpliendo estos requisitos, podrás instalar tu punto de recarga para tu vehículo sin problemas.

¿Qué documentación necesito para instalar un punto de recarga de vehículo eléctrico en un garaje comunitario?

Para instalar un punto de recarga de vehículo eléctrico en un garaje comunitario en España siguiendo la normativa vigente, necesitarás una serie de documentos y seguir ciertos procedimientos regulados tanto por la Ley de Propiedad Horizontal, como por normativas técnicas específicas como el ITC-BT-52.

El documento más importante se llama boletín de instalación o certificado de instalación. Este documento debe ser emitido por un instalador autorizado una vez que la instalación esté completa. El boletín certifica que se cumple con todas las normativas técnicas aplicables, incluyendo el ITC-BT-52. Por otro lado, puede ser necesario solicitar una licencia de obras en el ayuntamiento correspondiente. Esto es más común en casos donde la instalación afecta a la estructura o elementos comunes del edificio.

Algunas comunidades autónomas requieren la entrega del certificado de la instalación eléctrica del hogar o un certificado de seguridad adecuado, junto con la Ordenanza Municipal de Garajes (OMG) actualizada, especialmente si la conexión del punto de recarga se realiza a través del contador residencial.

Con todos estos documentos en orden, podrás llevar a cabo tu tarea.

¿Qué tipos de estacionamientos deben instalar puntos de carga?

En España, las empresas con 20 o más espacios de estacionamiento deben integrar al menos una estación de carga por cada 40 de estos lugares. En este contexto, los edificios públicos o aquellos vinculados a la Administración General del Estado también enfrentan la obligación de instalar una estación de carga por cada 20 espacios.

Estos edificios específicos también están compelidos a agregar una unidad adicional por cada conjunto de 100 espacios. Es importante mencionar que ciertos espacios pueden quedar excluidos de esta obligación, como aquellos oficialmente protegidos debido a su inclusión en un entorno designado o debido a su valor arquitectónico e histórico.

Esta excepción se aplica siempre que se pueda demostrar que el cumplimiento de la normativa de carga para vehículos eléctricos no alteraría de manera inadmisible la apariencia o esencia del edificio.

Normativa para la instalación de puntos de carga de vehículos eléctricos en empresas

Si te has preguntado acerca de la obligación de tu empresa de implementar estaciones de carga para vehículos eléctricos (V.E.), la respuesta es directa. Todos los edificios destinados a usos distintos de residencia privada y que dispongan de más de 20 espacios de estacionamiento deben incorporar al menos una estación de carga por cada 40 plazas.

En este sentido, se establece la necesidad de contar con una fracción de estos puntos de carga. Esto implica que si tienes, por ejemplo, 87 plazas de estacionamiento, tu empresa deberá instalar tres puntos de recarga para V.E. Además, por cada conjunto de 100 plazas, se deberá añadir una unidad adicional.

Esta regulación afecta a una variedad de negocios, incluyendo edificios de oficinas, supermercados, hospitales, instalaciones deportivas, entre otros, siempre y cuando cuenten con más de 20 espacios de estacionamiento. Si, por ejemplo, solo dispones de 10 plazas, esta normativa no aplica.

Con el objetivo de simplificar estas acciones, el gobierno ha reemplazado la necesidad de una licencia previa para obras ambientales o similares por declaraciones responsables. Esto permite realizar la instalación y comenzar el servicio de recarga desde el primer día de presentación.

¿Y cuál es el plazo para llevar a cambo la instalación? Bueno, ya ha pasado, dado que las empresas estaban obligadas a llevarla a cabo antes del 1 de enero de 2023. Esto significa que, desde su aprobación en diciembre de 2022, todas las empresas han tenido un año para cumplir con los requisitos normativos.

¿Ofrece ventajas fiscales?

Con la implementación de esta normativa, numerosas empresas se han visto en la necesidad de incorporar puntos de recarga para vehículos eléctricos (V.E.). Con el objetivo de facilitar esta transición a las empresas, el gobierno ha impulsado diversas ayudas, entre las que destaca el Plan MOVES.

Este plan es un claro ejemplo de cómo se incentiva la instalación de infraestructuras de recarga para vehículos eléctricos a través de beneficios económicos y fiscales. Tiene como objetivo fomentar la compra de vehículos de energías alternativas (incluyendo eléctricos, híbridos enchufables y de hidrógeno) y la instalación de infraestructuras de recarga. Por eso, los beneficiarios de las subvenciones del Plan Moves pueden disfrutar de incentivos fiscales, como reducciones en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) o en el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), IVA e IRPF. Ahora bien, al finalizar el año fiscal hay que declarar estas subvenciones en la renta, ya que se consideran una ganancia patrimonial. 

Un ejemplo práctico de cómo funciona el Plan Moves sería el caso de una empresa que invierte alrededor de 1.500 euros en la instalación de un punto de recarga. Bajo estas circunstancias, el negocio podría recibir una subvención de hasta 900 euros, lo que reduciría el coste final a solo 600 euros.

Para acceder a las subvenciones, los interesados deben presentar proyectos que cumplan con los requisitos técnicos y administrativos establecidos en el plan.

Instala tus puntos de recarga con expertos

Si tienes más dudas sobre la normativa sobre puntos de recarga o necesitas ayuda con la instalación no dudes en contactar con nuestro equipo. En EmotionCharge somos expertos en instalación de puntos de recarga tanto para particulares como para empresas.