Cargadores y tipos de conectores para coches eléctricos y híbridos

Al hablar de tipos de cargadores para coches eléctricos, nos podemos referir a una serie de características específicas como su forma, intensidad, potencia y denominación. Estos, entre otros aspectos técnicos, son súper útiles al momento de elegir tu nuevo compañero de carretera. 

La velocidad de carga es la diferencia principal entre ellos, y aquí entra en juego la compatibilidad, tanto de la estación de carga como de tu coche eléctrico.

No todos los cargadores se encuentran en cada esquina, y tampoco todos son compatibles con cualquier vehículo. ¡Tiene que ser amor a primera carga! Así que, si estás planeando un cambio de aires a lo eléctrico, echa un vistazo a los diferentes tipos de cargadores para coches eléctricos y asegúrate de que la chispa sea real desde el principio.  

Cargador de coche eléctrico

Cargadores para coches eléctricos según su nivel de carga

La infraestructura de carga para coches eléctricos está en constante evolución, y la disponibilidad de diferentes tipos de cargadores puede variar según la región y el país.

Entender los diferentes tipos de recarga puede parecer un desafío para muchos usuarios nuevos en el mundo de la movilidad eléctrica. Para simplificar las cosas sin entrar en detalles técnicos, podemos pensar en la potencia de carga como el grosor de la manguera de llenado de combustible en una gasolinera. 

Si imaginamos que en las estaciones de gasolina tuviéramos mangueras de diferentes grosores, cuanto más gruesa fuera la manguera, menos tiempo tomaría cargar combustible (como ocurre en algunas estaciones con surtidores específicos para camiones). Con la electricidad, el concepto es similar, pero medimos ese «grosor» en kilovatios (kW) del punto de recarga. 

También se ha de considerar la capacidad máxima de nuestro coche, es decir, el máximo de kW que puede manejar el sistema eléctrico durante la recarga. Después de todo, conectarse a un punto de carga de 350 kW no sirve de mucho si nuestro coche solo admite hasta 50 kW.

Tipos de conectores para coche eléctrico y híbrido

Cuando hablamos de carga de un coche eléctrico tenemos que distinguir entre el cargador, que es el aparato que envía energía a la batería de tu coche, y cable de carga o conector que conecta el coche al cargador. En este apartado veremos los diferentes cables de carga que se pueden encontrar.

Conector o toma Schuko

Es el conector más extendido en Europa y el que predomina en la mayoría de nuestros dispositivos eléctricos cotidianos. Aunque no es la opción más rápida para cargar un coche eléctrico en la vía pública, su gran ventaja es su versatilidad, pues puedes enchufarlo prácticamente en cualquier lugar.

Conector Tipo 1 (SAE J1772)

También llamado enchufe corriente monofásico,  cuenta con fase, neutro y tierra, junto con dos pines adicionales de contacto con el coche y un ingenioso sistema de seguridad que impide que cualquiera, excepto el usuario del coche, pueda desconectar el conector.

La intensidad máxima alcanza los 32 A en monofásico, brindando una potencia máxima de 7,4 kW. Aunque este tipo de adaptador es más común en Asia, en Europa no abundan los cargadores de coches eléctricos que utilicen este conector. Afortunadamente, modelos como el HYUNDAI IONIQ y el KONA ya vienen preparados para el tipo de enchufe estandarizado en Europa, conocido como el Tipo 2. Así que, en estos casos, no será necesario buscar adaptadores adicionales.

Conector Tipo 2 o Mennekes (IEC 62196-2)

Es el estándar en la mayoría de los coches eléctricos que se venden en nuestro continente. Así que, antes de dar el paso y comprar un vehículo eléctrico, asegúrate de conocer el tipo de conector que utiliza.

El conector tipo 2 ofrece opciones desde cargas monofásicas a 16 A hasta trifásicas a 63 A, lo que se traduce en potencias desde 3,7 kW hasta 44 kW, respectivamente. Su disposición de pines es similar a la del tipo 1, pero en este caso incorpora dos pines adicionales correspondientes a las dos fases extras que permiten la carga en trifásico. Un estándar confiable y versátil para la carga de vehículos eléctricos en Europa.

Conector Tipo 3

Aunque este modelo ha perdido terreno frente a su predecesor y ya no es tan prevalente, aún sigue en el mercado, así que vale la pena mencionarlo. Este conector tiene dos variantes claves:

  1. Tipo 3A: diseñado para manejar cargas monofásicas a 16 A, incluye fase, neutro, tierra y un pin de control.
  2. Tipo 3C: Ofrece flexibilidad para cargas monofásicas o trifásicas a 32 A, con 3 fases, neutro, tierra, así como pines de control y presencia.

La potencia máxima que se puede obtener con este conector es de 22 kW. Aunque ha perdido popularidad, sigue siendo una opción presente en el mercado, y es crucial tener en cuenta estas variantes al considerar la carga de vehículos eléctricos.

Conector CHAdeMO

Este sistema puede suministrar hasta 50 kW de potencia con una intensidad impresionante de hasta 125 A. Es el estándar para vehículos como el Nissan Leaf, Nissan ENV200, Mitsubishi Outlander, Mitsubishi iMiev, Peugeot iON, Citröen C-Zero y el KIA SOUL EV entre otros. 

Sin embargo, como mencionamos anteriormente, este conector no es tan común en Europa en comparación con los estándares de otros países, por lo que podría ser necesario un adaptador para su uso.

El CHAdeMO es un ejemplo de cómo las diferentes regiones del mundo adoptan distintos estándares.

Conector CCS (Combo, IEC-62196-3)

Este sistema se compone de un conector AC Tipo 2 y un conector DC con dos terminales. Es el más frecuente en los cargadores de carga rápida.

En términos de potencia, puede operar a una máxima de 43 kW en corriente alterna (AC) y hasta 100 kW (actualmente limitado a 50 kW) en corriente continua (DC). Este conector combinado se ha convertido en un estándar clave en Europa para cargar vehículos eléctricos de manera rápida y eficiente.

¿Cuáles son los modos de carga de un coche eléctrico?

Dentro de la carga de coches eléctricos, existen cuatro modos que se distinguen por el tipo de enchufe utilizado, la comunicación entre la corriente y el vehículo, así como otros parámetros relevantes. Existen 4 modos de carga: 

  • Modo 1: monofásica, carga lenta y carece de protección, por lo que no se recomienda su uso.
  • Modo 2: monofásica, carga lenta, con protección adicional para mayor seguridad.
  • Modo 3: ofrece mayor velocidad de carga que los modos anteriores, adaptable a diversas instalaciones eléctricas.
  • Modo 4: ideal para recargas rápidas en situaciones donde se requiere una carga eficiente y veloz.

¿Influye el tipo de cargador de coche en la velocidad de carga?

Sin duda, la velocidad de carga está directamente relacionada con el tipo de cargador elegido. Se distinguen en función de su potencia y velocidad de carga:

  1. Carga super lenta: raramente utilizada, este tipo de carga es poco común y se encuentra en lugares donde la instalación eléctrica es deficiente, alcanzando una corriente de hasta 10 A.

     

  2. Carga lenta: común en los puntos de recarga domésticos, como los shuko, esta carga se realiza a 16 A. Es la opción ideal para cargar el vehículo durante la noche sin necesidad de instalaciones previas.

     

  3. Carga semi-rápida: reduciendo significativamente el tiempo de recarga, opera a una potencia de 11 a 22 kW. Requiere la instalación previa de un punto fijo de recarga y se adapta mejor a garajes públicos o empresas que a viviendas particulares.

     

  4. Carga rápida: con una potencia considerable, entre 44 y 50 kW, esta opción puede cargar casi por completo un vehículo de 24 kWh en tan solo media hora. Se recomienda un uso ocasional debido al riesgo de reducción de la vida útil de las baterías, y suele requerir un conector CSS o combinado.

     

  5. Carga ultra-rápida: en fase experimental y limitada a vehículos con supercondensadores, como autobuses y grandes vehículos eléctricos. Gracias a su alta potencia, podría cargar completamente las baterías en tan solo 10 minutos. Sin embargo, las baterías convencionales podrían dañarse irreparablemente con estas potencias.

¿Qué cargador para coche eléctrico me conviene instalar en mi casa o garaje?

Al considerar la instalación de un cargador para coche eléctrico en tu casa o garaje, es esencial tener en cuenta la capacidad de regular el flujo de carga, dividiéndolos en básicos o estándar, y Smart o inteligentes.

En términos generales, se recomienda optar por cargadores inteligentes, especialmente cuando se trata de puntos de recarga en hogares. Los vehículos eléctricos suelen requerir una demanda energética considerable durante la carga, y un cargador convencional podría generar sobreesfuerzos en la red eléctrica. Esto podría resultar en cortes de suministro debido a sobrecalentamientos del cableado, entre otros problemas.

En cambio, los cargadores inteligentes regulan de manera eficiente el flujo de electricidad necesario para cargar tu coche, evitando sobreesfuerzos y calentamientos en la red. Son una opción más segura en comparación con los cargadores convencionales.

Instalar un cargador para coche eléctrico en mi casa

En Emotion te asesoramos e instalamos tu cargador para coche eléctrico al mejor precio. Control de la carga desde el teléfono, función de carga con energía solar, compatibles con todas las marcas de coches y una garantía mínima de 3 años. ¡Escríbenos para evaluar tu caso!