Todo lo que debes saber sobre tu cargador de coche eléctrico

Instalación cargador de coche eléctrico

La transición hacia la movilidad sostenible ha llevado a un aumento significativo en la popularidad de los coches eléctricos. A medida que más propietarios de vehículos consideran la adopción de esta tecnología, la instalación del cargador de coche eléctrico se convierte en un aspecto crucial. 

¿Estás considerando la compra de un vehículo eléctrico o ya tienes uno, y no quieres depender de las estaciones de carga públicas? En este artículo, exploraremos a fondo todo lo que necesitas saber sobre la instalación de un cargador de coche eléctrico, desde los tipos de cargadores disponibles hasta los requisitos de instalación y otras consideraciones clave.

¿Qué es un cargador eléctrico para coches?

La recarga de un vehículo eléctrico se logra a través de un cargador o punto de carga, un dispositivo diseñado para cargar las baterías que alimentan estos vehículos. Es crucial que las baterías estén cargadas para que el automóvil pueda circular sin emisiones.

Este punto de carga se conecta a la red eléctrica y suministra electricidad a las baterías cuando el vehículo se enchufa mediante un cable de carga. Este cable puede llevarse dentro del automóvil o estar conectado al punto de carga. Existen cables diseñados para enchufes convencionales tipo Schuko, así como cables para cargar en corriente alterna tipo Menekkes, y cables específicos para recargar en corriente continua, como los tipos CHAdeMO y COMBO.

¿Cómo opera un cargador de automóviles eléctricos?

Los dispositivos de carga para vehículos eléctricos desempeñan un papel crucial al actuar como intermediarios entre la red eléctrica y la batería del automóvil, facilitando el proceso de recarga. 

Para llevar a cabo esta operación, se requiere conectar el vehículo a una fuente de energía, ya sea una toma de corriente doméstica o una estación de carga pública. Es importante destacar que las estaciones de carga pública ofrecen una potencia superior en comparación con las redes domésticas, acelerando significativamente el tiempo de recarga del vehículo.

Una vez que el vehículo está conectado al cargador, la energía comienza a fluir. En el caso de modelos de carga más rápida, el cargador transforma la energía suministrada por la red de corriente alterna (CA) a corriente continua (CC), almacenando finalmente la energía en la batería del vehículo.

Los cargadores modernos están equipados con sistemas inteligentes que ajustan automáticamente la cantidad de energía entregada al vehículo, considerando factores como la capacidad de carga y la condición de la batería. Además, cuentan con mecanismos de protección que supervisan la corriente y el voltaje, deteniendo la carga ante cualquier anomalía para prevenir posibles riesgos.

Tipos de cargadores de coche eléctrico

Dado que los automóviles eléctricos no utilizan un estándar uniforme de cargadores, es esencial conocer el tipo específico de cargador compatible con tu vehículo antes de proceder con la instalación. En este contexto, algunos de estos tipos pueden incluir:

Cargadores de Nivel 1

Los cargadores de nivel 1 utilizan una toma de corriente estándar de 110 voltios y son ideales para la carga en casa. Aunque son convenientes, la velocidad de carga es más lenta en comparación con otros niveles.

Cargadores de Nivel 2

Estos cargadores operan a 220-240 voltios y son más potentes que los de nivel 1. Son adecuados para la carga residencial y comercial, ofreciendo tiempos de carga más rápidos.

Cargadores de Nivel 3 (Carga rápida)

Los cargadores de nivel 3, también conocidos como estaciones de carga rápida, utilizan corriente continua (CC) para una carga ultra rápida. Están destinados principalmente a ubicaciones públicas y permiten recargar significativamente la batería en poco tiempo.

¿Qué necesito para la instalación de un cargador eléctrico?

La instalación de un cargador eléctrico involucra diversas variables, que varían según la ubicación y las necesidades específicas de cada caso. En términos generales, se pueden identificar tres pasos fundamentales para llevar a cabo la instalación de manera eficiente:

Evaluación del panel eléctrico

Antes de la instalación, es esencial evaluar la capacidad del panel eléctrico de tu hogar. Los cargadores de nivel 2 generalmente requieren una conexión de 240 voltios, y algunos hogares pueden necesitar actualizaciones en la infraestructura eléctrica para satisfacer este requisito.

Selección del lugar de instalación

Elegir el lugar adecuado para la instalación del cargador es crucial. Debe estar cerca del panel eléctrico y ser accesible para el vehículo. Además, considera factores como la protección contra la intemperie y la longitud del cable de carga.

Permisos y regulaciones locales

Antes de comenzar la instalación, verifica los requisitos de permisos y regulaciones locales. Algunas áreas pueden tener normativas específicas para la instalación de cargadores de coches eléctricos, y obtener la aprobación correspondiente es fundamental.

Proceso de instalación de cargadores eléctricos en empresas

Cuando se plantea la instalación de un cargador de coche eléctrico en empresas y administraciones, surgen preguntas cruciales. ¿Cuántos puntos de carga se planean instalar? ¿Hay planes de ampliación en el futuro? ¿Cuántos cargadores se necesitan para la flota de vehículos? 

Es común realizar una preinstalación para facilitar futuras expansiones si se anticipan. Además, es esencial analizar la flota de vehículos y los desplazamientos diarios para determinar el tipo, cantidad y potencia de los cargadores necesarios. Este enfoque estratégico garantiza una implementación efectiva y escalable de la infraestructura de carga eléctrica.

Instalación de cargador eléctrico en estacionamiento comunitario

Si tu plaza de garaje es parte de un espacio compartido con otros vecinos, la Ley de Propiedad Horizontal establece que no es necesario solicitar consentimiento a la comunidad. Simplemente, debes comunicar formalmente que procederás con la instalación de un cargador para coche eléctrico.

En estas circunstancias, es posible que otros vecinos también estén interesados en agregar puntos de carga. Se podría considerar la opción de instalar puntos de uso comunitario en el garaje.

Por otro lado, es importante tener en cuenta si el punto de carga se conectará directamente a la vivienda del propietario. En caso de conectarse a la instalación común, se requerirá un contador específico para que el usuario abone a la comunidad el importe correspondiente por su consumo. 

Instalación de cargador de coche eléctrico en plaza de garaje alquilada

En el caso de una plaza de garaje alquilada dentro del mismo edificio, el procedimiento puede ser similar al mencionado anteriormente. Sin embargo, si la plaza se encuentra en otro edificio o comunidad, será necesario instalar un contador propio para el suministro, y en este escenario, se debe solicitar permiso a la comunidad.

El costo de un punto de carga básico para particulares puede variar entre 400€ y 1.500€, dependiendo del equipo y la complejidad de la instalación.

Afortunadamente, existen ayudas disponibles para la instalación de cargadores eléctricos, como el actual Plan Moves III. Este plan no solo ofrece incentivos para la adquisición de vehículos limpios, sino que también da apoyo a la implementación de infraestructuras de recarga en viviendas privadas, empresas y estacionamientos públicos. Dependiendo de la naturaleza del destinatario, estas ayudas pueden cubrir entre el 30% y el 80% del costo total de la instalación.

¿El cargador actual será compatible con futuros coches eléctricos que compre?

¿Qué sucederá con mi cargador al cambiar de coche? ¿Seguirá siendo compatible? La respuesta simple es sí, tanto en términos de enchufes como de potencia, aunque con una consideración importante en cuanto a la capacidad de carga.

Los conectores Tipo 2 y CCS Combo 2 son estándares obligatorios para todos los coches eléctricos vendidos en Europa, independientemente de la marca del vehículo. Aunque siempre existe la posibilidad de cambios en los estándares, no se anticipa un cambio a corto o medio plazo.

En cuanto a la potencia, es necesario hacer una aclaración. Optar por un cargador básico de 3,7 kW podría quedarse corto con un futuro coche eléctrico, ya que las baterías están incrementando su capacidad, demandando una mayor potencia de carga para aprovechar al máximo sus capacidades.

La instalación de un cargador de coche eléctrico resulta sencilla con un estudio adecuado de las necesidades. Actualmente, la carencia de infraestructura de carga emerge como uno de los principales desafíos para la adopción de vehículos eléctricos. Tener un punto de recarga en casa a la hora de adquirir con coche eléctrico es ganar comodidad. Un despliegue eficaz de puntos de carga es esencial para impulsar la movilidad eléctrica y avanzar hacia un futuro más limpio y sostenible.