¿Dónde cargar un coche eléctrico?

Dónde cargar un coche eléctrico

¿Estás considerando cambiar a un medio de transporte más sostenible y te preguntas dónde cargar un coche eléctrico? Te proporcionaremos orientación sobre los distintos sistemas de recarga disponibles.

Contar con un vehículo eléctrico no debería limitar tu movilidad, y gracias a la tecnología actual, hay varias opciones para cargar tu coche eléctrico. ¿Prefieres tener un wallbox de carga en casa? ¿O tienes la posibilidad de cargarlo en tu lugar de trabajo? ¿Qué pasa si estás planeando un viaje largo?

Aquí no entraremos en detalles técnicos como corriente alterna, recarga rápida en corriente continua, potencia máxima de 20 o 22 kW, etc. Queremos proporcionarte de manera fácil y clara información sobre los lugares de carga para coches eléctricos disponibles actualmente: en casa, en espacios públicos y privados como estacionamientos y centros comerciales, así como en puntos de recarga en la calle o electrolineras.

Te guiaremos a través de todas estas ubicaciones para que puedas tomar decisiones informadas si decides dar el paso y comprar un coche eléctrico.  

Si me compro un coche eléctrico, ¿dónde lo cargo?  

Cargar el automóvil en casa se presenta como la opción más habitual para la mayoría de los usuarios. Para llevar a cabo este proceso, es necesario contar con un garaje que disponga de un enchufe o un punto de recarga propio al cual conectar el vehículo mientras está estacionado.

Sin embargo, surge la pregunta de si los coches eléctricos están exclusivamente destinados a aquellos que pueden invertir en una infraestructura propia en sus hogares. ¿Existen alternativas para adquirir un coche eléctrico en condiciones similares a los vehículos convencionales? Abordaremos esta cuestión y proporcionaremos respuestas a estas interrogantes.

Cargar el coche eléctrico en casa

Contar con un sistema de carga en tu domicilio siempre resultará conveniente. A este método se le denomina recarga vinculada. Si resides en una vivienda unifamiliar con plaza de garaje o en una residencia con estacionamiento comunitario, la opción más conveniente consistirá en instalar un wallbox equipado con un conector que posibilitará la recarga del vehículo según sea necesario. Para llevar a cabo esta instalación, no es necesario obtener el permiso de la comunidad; solo debes informarles, de acuerdo con el artículo 17.5 de la Ley de Propiedad Horizontal.

Cargar el coche eléctrico en el trabajo

En la actualidad, es común solicitar la instalación de un wallbox en el estacionamiento de nuestro lugar de trabajo. Muchos complejos de oficinas ya cuentan con plazas reservadas para vehículos eléctricos. Si tienes la suerte de tener tu propia plaza, solicitarlo suele ser sencillo, aunque los trámites pueden variar según cada empresa.

Dado que pasamos una parte significativa de nuestro tiempo en el trabajo, no es una mala idea cargar el vehículo aquí. La mayoría de estos puntos de recarga son similares a los que instalamos en casa, pero también pueden ser de recarga semi rápida, que tarda alrededor de 4 horas en cargar.

Existe una ventaja adicional para las empresas que están adoptando la movilidad eléctrica. Debido a que estos vehículos no emiten contaminantes al circular, contribuyen al ahorro de emisiones en la atmósfera, respaldando así la sostenibilidad de estas compañías. Muchas empresas probablemente estén dispuestas a proporcionar este punto de recarga para mejorar su compromiso con los valores de la movilidad eléctrica.

¿Dónde cargar un coche eléctrico en la ciudad? 

Ahora nos enfocaremos en los puntos de recarga ubicados en centros comerciales y estacionamientos públicos. Los nuevos centros de ocio y comercio suelen incorporar esta funcionalidad en algunas plazas de aparcamiento. Es probable que, al menos una vez a la semana, acudas a comprar, realizar gestiones o simplemente estacionar durante un período prolongado. Este momento es ideal para cargar tu vehículo.

Estos puntos de carga suelen ofrecer recarga semi rápida, siendo perfectos para el tiempo que pasamos realizando actividades fuera de casa. Además, algunos establecimientos privados no cobran por utilizar el servicio, lo que representa una excelente oportunidad de ahorro.

Estos puntos de carga generalmente no sirven para cargar completamente tu vehículo eléctrico, pero son útiles para recuperar la autonomía utilizada durante tus desplazamientos.

¿Dónde cargar un coche eléctrico en carretera? 

Las estaciones de carga rápida ubicadas en las vías públicas y carreteras principales de nuestro país constituyen el último recurso para cargar un coche eléctrico. Cada vez más empresas están implementando estas estaciones, eliminando así el temor de quedarse sin carga durante viajes largos con un vehículo eléctrico.

Las carreteras nacionales, autonómicas y autovías están experimentando un aumento significativo en la instalación de estaciones de carga para vehículos eléctricos.

Estas estaciones de carga rápida posibilitan la carga del 80 por ciento de la batería en tan solo media hora. Este periodo puede aprovecharse para tomar un merecido descanso y disfrutar de un café. 

¿Cuál es la alternativa más adecuada?

La opción más asequible y conveniente, independientemente del modelo de coche, consiste en cargarlo durante la noche en casa (asegúrate de revisar tu tarifa eléctrica y la velocidad de carga).

La opción más rápida implica utilizar estaciones de carga rápida, las cuales suelen ubicarse en carreteras principales y están cada vez más presentes en muchas ciudades y vías nacionales. Aunque esta alternativa puede ser menos económica, resulta ideal para trayectos extensos.

Cada opción presenta sus propias ventajas, y la elección dependerá de la rutina individual de cada persona. Por lo tanto, se recomienda optar por la alternativa que mejor se adapte a las necesidades en un momento específico.

¿Cuánto tarda en cargar un coche eléctrico? 

Aunque es crucial tener en cuenta la capacidad de la batería en los coches eléctricos, ya que la autonomía varía significativamente entre un vehículo con 100 kilómetros de autonomía y otro con 300 kilómetros, las baterías de los modelos más recientes están diseñadas para cargar casi por completo en un lapso de 30 minutos.

Este proceso se aplica al primer 80% de la capacidad de la batería. El restante 20%, por otro lado, marca una diferencia sustancial (generalmente, este último tramo se carga en casa). En consecuencia, las cifras proporcionadas en este artículo son aproximadas y representan un promedio de los modelos principales disponibles en el mercado.

Apps para localizar estaciones de recarga

Si no estamos familiarizados con la recarga de coches fuera de casa o del lugar de trabajo, encontrar un punto de recarga puede volverse complicado, especialmente durante los viajes. En tales situaciones, las aplicaciones especializadas se vuelven herramientas valiosas, ya que no solo identifican las instalaciones disponibles, sino que también proporcionan información detallada sobre sus horarios de operación y el costo de la electricidad, facilitando la planificación de la recarga del vehículo.

Electromaps

La aplicación Electromaps tiene más de 430,000 puntos de carga en su base de datos  nivel mundial. Permite registrar y detallar las recargas realizadas, marcar puntos como favoritos, conocer la ocupación en tiempo real, revisar los precios y facilitar pagos seguros y rápidos. Está disponible para la descarga en iOS y Android.

Chargemap

Chargemap proporciona datos acerca de más de 450,000 puntos de recarga situados en la mayoría de las ciudades europeas. Permite localizarlas, conocer los tipos de cargadores disponibles y acceder a las reseñas de la comunidad, que cuenta con más de 1,700,000 miembros. Adicionalmente, la aplicación facilita hacer pagos con una tarjeta personal y asiste en la planificación de rutas para prevenir la descarga de la batería durante el viaje. Está disponible para la descarga en iOS y Android.